Época Prehispánica

La historia del municipio de San Juan Huactzinco comienza desde una etapa muy temprana al presentar una ocupación humana muy antigua que datan desde el 800 al 300 a.c., aproximadamente. Esta cultura ocupó la región gracias al crecimiento demográfico que se venía desarrollando desde finales de la fase Tlatempa 1200 a 800 a.c.

Al comenzar la fase arqueológica Tezoquipan entre 300 a.c., al 100 d.c., durante ésta se registrará un gran apogeo cultural, técnico e intelectual, correspondiendo así al periodo «clásico» en la región de Tlaxcala. Uno de los asentamientos importantes de Tezoquipan corresponde al de San Juan Huactzinco (que ya venía denotándose desde la fase anterior), durante esta etapa se registró una gran explosión demográfica en toda la región y que no se dio en ninguna otra fase arqueológica ya que, por su cercanía con los ríos, fue una región abundante de recursos, por lo tanto, proliferaron los asentamientos humanos durante la época prehispánica.

En San Juan Huactzinco seria aprovechado el sistema hidráulico que les permitía una producción agrícola más intensa necesaria por el crecimiento de la población. El sistema hidráulico construido fue uno de los más importantes, pues éste se presentaba a manera de redes con canales cuya agua era captada de los ríos y arroyos por medio de diques. En lo referente a la arquitectura se logró una fuerte expresión en las técnicas de construcción, apareció el drenaje en las estructuras piramidales. La ciudad se construyó en base a plazas, calles, drenajes, barrios, así como áreas de diversas actividades.

Las artesanías eran producidas en mayor cantidad, fabricándose abundantes figurillas, comales, malacates, braseros, sahumerios, silbatos. La cerámica blanca tendió a desaparecer totalmente. Se comienza con la producción de cajetes con silueta compuestas con o sin soportes, ollas con decoración en forma de retículas y líneas rectas horizontales; inclinadas o verticales paralelas con grecas escalonadas.

La alimentación básica era integrada por la agricultura, el cultivo del maíz, chile, amaranto, calabaza, fríjol, aguacate, tomate, complementada con productos obtenidos de ríos, lagos y lagunas, así como aquellos traídos por los comerciantes, de otros lugares.

La fase arqueológica conocida como Tezoquipan, 300 a 100 a.c., alcanzó clímax cultural de la región tlaxcalteca. Con respecto a la ruralización que sufrieron los principales centros urbanos San Juan Huactzinco como ciudad importante de la cultura Tezoquipan se ruraliza, dejando así de ser un centro importante y quizá poniendo fin al gran apogeo cultural que se había desarrollado hasta el momento.

Es muy probable que gran parte de la población emigrará hacía centros urbanos cercanos, mientras tanto otra parte de la población permaneció en el lugar, pues las fuentes con las que contamos hasta ahora no nos permite realizar con mayor precisión. La ocupación prehispánica más importante de todo el desarrollo precolombino en Tlaxcala se ubicó en este municipio conservando posteriormente, una larga tradición de Tezoquipan combinado con las influencias culturales que se desarrollaron después en la región hasta la llegada de los conquistadores venidos del viejo mundo.

La Colonia

La doctrina que recibió el pueblo de San Juan Huactzinco estuvo a cargo de frailes franciscanos, encontrándose sujeta, a la cabecera de Tlaxcala. Su economía básicamente estaba integrada por el cultivo de trigo y maíz.

Aquí fue construido un templo franciscano que data del año 1670, donde se albergaba a San Juan Apóstol. La mano de obra indígena fue importante para erigir este templo.

Huactzinco durante la independencia

Siglo XIX

La Independencia. En 1820, se restablece la constitución española, se forman ayuntamientos y la provincia queda dividida en 7 partidos: Tlaxcala, Ixtacuixtla, Nativitas, Huamantla, Tetla, Tlaxco y Chiautempan. San Juan Huactzinco, era un pueblo que pertenecía a Tepeyanco que, a su vez, se ubicaba en el partido de Nativitas.

Entre los años de 1836 y 1840, el territorio es dividido en 3 partidos: Tlaxcala, Tlaxco y Huamantla. San Juan Huactzinco se ubica dentro del partido de Tlaxcala, con categoría de pueblo. Hacia 1849, Puebla intenta una vez más anexar el territorio de Tlaxcala al suyo. Por lo que la diputación territorial de Tlaxcala, eleva una representación al Congreso General oponiendo a tal situación dando razones del porqué no deseaban la conexión con Puebla.

Varios ayuntamientos y pueblos hacen lo propio para que las intenciones del estado poblano no se llevasen a cabo. El pueblo de San Juan Huactzinco envía un documento para manifestar el descontento de la anexión de su territorio a Puebla, y es donde el pueblo de San Juan Huactzinco mostró su apoyo y oposición a dicha anexión.

La Reforma. Durante la época del imperio, el país se dividió en 50 departamentos. Tlaxcala se integra por 3 distritos que a su vez se componen de 27 municipalidades, perteneciendo el pueblo de San Juan Huactzinco a la municipalidad de Tepeyanco, adscrita ésta al distrito de Tlaxcala.

El Porfiriato. El problema que tuvo mayor relevancia en este periodo es el de la posesión de la tierra y otros derivados de este, por ejemplo; los vecinos de San Juan Huactzinco y Zacatelco, tuvieron un serio enfrentamiento con la hacienda de Dolores pues discutían si el camino que cruzaba la finca era público o privado, tras un largo conflicto los vecinos de estas poblaciones no pudieron obligar a los dueños de la hacienda a recibir el camino pues resultó que era privado a pesar de que prestaba un uso vecinal.

El cobro del impuesto predial a los pequeños propietarios vendría a provocar un problema aún mayor y varios de ellos se vieron ante la amenaza del embargo si no pagaban.

Siglo XX

La Revolución Mexicana. Las condiciones de vida que imperaban en el país a principios de siglos, venían provocando una serie de inconformidades en la población, al igual que en Tlaxcala que no les dejaban otro camino que el de las armas. Durante este periodo, se forman clubes reeleccionistas y anti reeleccionistas en todo el estado.

En San Juan Huactzinco se forma el 22 de mayo de 1910 una asociación política anti reeleccionista denominado Club Xicohténcatl. La mesa directiva estaba integrada por José de Jesús Elia y Abundio Caballero como presidente y secretario respectivamente.

Hacia 1914, ya dada la división de facciones se sucedieron muchos enfrentamientos violentos, como los sucedidos en San Marcos Contla, donde varios hombres del bando del constitucionalismo pierden la vida, pero logran impedir que los revolucionarios acuartelados en Aquiahuac, Zacualpan y Huactzinco, no pudieran avanzar sobre la estación de Zacatelco.

En 1918 la población se vio azotada por una epidemia de gripe acabando con una gran parte de la población, a causa de la carencia de médicos que proporcionaran la atención necesaria. A raíz de esta epidemia se estableció un vínculo con el pueblo de Santo Toribio Xicohtzinco, pues Leandro Guzmán originario de Huactzinco, tenía una estrecha amistad con la familia Barbosa de Xicohtzinco, éstos conservaban una imagen de «preciosa sangre de Cristo» la cual fue prestada al Huactzinco para salvar a la población de la muerte a causa de la epidemia.

Cuentan los nativos del lugar que la epidemia desapareció inmediatamente.

Época Contemporánea. El pueblo de San Juan Huactzinco desde 1857 se ha dedicado a la elaboración de pan conocido también como «chimixtlán» elaborado de panela y aguamiel, ingredientes que fueron sustituidos posteriormente por levadura y azúcar.

Al incrementarse la demanda del pan muchos agricultores dejaron el campo para dedicarse a la elaboración del chimixtlán, éste era comercializado en las ferias de los pueblos aledaños y poco a poco conforme fue aumentado su fama se comenzó a comercializar en lugares lejanos.

Al independizarse el pueblo de San Juan Huactzinco del municipio de Tepeyanco utilizó sus propios recursos económicos y administrativos, durante 30 años se luchó para alcanzar la titularidad de ayuntamiento para hacer valer los derechos de más de 1 500 habitantes.

San Juan Huactzinco fue excluido por la política municipal de Tepeyanco, al que había pertenecido como pueblo sujeto, esta fue la causa principal que llevaría a la independencia el 11 de agosto de 1995 y así el Congreso del estado lo decretó como municipio, demostrando su propia autonomía, heredada de sus antepasados prehispánicos, que sobrevivió ante la conquista española, misma que hoy en día se fortalece.

Personajes ilustres

Ángel Durán, Pascual Pérez, Juan Crisóforo Pérez y Casimiro Montealegre. Pedagogos que ejercieron su profesión en la primera Escuela Primaria oficial Adolfo Bonilla, fundada en 1933.

Sebastián Robles, Salvador García y Lucio Águila Cote. Revolucionarios oriundos de este lugar, quienes combatieron en la Gloriosa y Heroica división de Oriente al lado del general Domingo «el manco» Arenas.

Juan Morales. Hijo de Amado Morales, en 1995 cuando fue regidor del Ayuntamiento de Zacatelco, gestionó la construcción de los accesos de comunicación principales al poblado. Fue la primera localidad donde los visitantes pudieron llegar a la fiesta del pueblo en su propio vehículo, la electrificación de las casas inició en 1970.

Hechos relevantes.

1857. El pueblo de San Juan Huactzinco a partir de este año, se ha dedicado a la elaboración de pan conocido también como «chimixtlán» elaborado de panela y aguamiel, ingredientes que fueron sustituidos posteriormente por levadura y azúcar.

1995. El 11 de agosto, el congreso del Estado decretó como municipio a la población de San Juan Huactzinco.

Ir al contenido